5/8/16

Por qué Escocia y Cataluña no se independizarán

"Como cualquier otro movimiento sísmico, el voto de Reino Unido en favor de abandonar la Unión Europea comienza a hacer visibles nuevas grietas y a generar olas que avisan de la llegada de un tsunami que convertirá las predicciones actuales en terreno abonado para la imaginación, ya que multitud de variables imprevisibles afectarán también a otros países.

Una de estas variables afecta a la existencia misma de alguno de los Estados directamente implicados. ¿Se mantendrá, valga la redundancia, unido el Reino Unido, o será la independencia de Escocia y su permanencia en la UE una de las consecuencias del Brexit? ¿Se mantendrá unido el Reino de España, o también Cataluña conseguirá alcanzar su independencia? (...) 

La respuesta preferida de la UE a la mayoría de las crisis, "apañárselas como sea", no será una opción posible en este caso, como tampoco lo será la fantasía de estar al mismo tiempo en misa y repicando como se les prometió a los británicos, es decir, obtener todos los beneficios de la UE y no estar sujeto a ninguna de sus obligaciones.  (...)

En el fondo, solo hay dos opciones y ninguna es buena: aceptar aranceles al comercio con la UE según las reglas de la OMC, lo que perjudicaría cerca de la mitad del comercio británico y desvirtuaría a Londres como centro financiero, o aceptar las reglas de la UE sin tener voz sobre el contenido de las mismas. 

Entretanto, el Reino Unido tiene que llegar a nuevos acuerdos con el resto del mundo sobre comercio, actividades comerciales transfronterizas, regulaciones financieras, etc., que reemplacen los que tenía con la UE y compensen por el abandono de estos. 

Asimismo, el parlamento tendrá que reescribir la ley para eliminar todo lo que la UE había modificado, remodelar los últimos 60 años de legislación y renovar los 12.295 reglamentos que la UE había integrado en la ley británica. Un sueño jeffersoniano, pero a lo loco.

Sin duda una tarea colosal, desmoralizante y abrumadora cuyas secuelas tensarán al máximo el ya desgastado deseo de Escocia de permanecer en el Reino Unido.
 (...)

Aunque una cosa es segura, cuanto mayor sea la pérdida de acceso al mercado europeo, mayor será seguramente el aumento del 45% de escoceses que votaron por la independencia en 2014 y que buscarán recuperarlo. 

Aunque no se trata de un intercambio fácil, ya que Escocia vende más al Reino Unido que a Europa y el libre acceso al mercado británico del que dispone ahora mismo se verá en peligro, sobre todo si Escocia no es aceptada como miembro de la UE y no forma parte de los nuevos acuerdos que se establezcan con el Reino Unido, si es que se producen.

Sin embargo, las posibilidades de que Cataluña sea independiente se han visto reducidas a causa de la confirmación de España como miembro de confianza de la UE, que los otros miembros evitarán presionar para que acepte un referéndum de independencia catalán, lo único en lo que se basaba la estrategia catalana hasta ahora.

 Es un giro irónico, ya que el miedo disuasorio que generarán las negociaciones del Brexit es probable que asuste tanto a los escoceses como a los catalanes y que se resignen a aceptar el statu quo para evitar los riesgos y las incertidumbres que provoque la independencia, ya sea de esta mutuo acuerdo o no.

El referéndum sobre el Brexit daba a elegir entre dos opciones muy claras: permanecer en la UE de acuerdo con las reglas conocidas y existentes, o abandonarla en favor de una alternativa sin especificar que no se podía prever.

Si la elección de los británicos a todas estos imprevistos e incógnitas acaba fracasando como parece ahora mismo, no es probable que los escoceses y los catalanes vean reforzado su interés en romper las relaciones con el Reino Unido y España, sobre todo a causa del creciente temor que genera el miedo a perder el libre acceso a los mercados del que disfrutan ahora mismo.

A veces, las razones ideológicas, nacionalistas o los deseos de libertad superan a las razones económicas. Es lo que ha sucedido en el Reino Unido, aunque queda por ver todavía si Escocia y Cataluña poseen la tenacidad necesaria para superar los miedos que desencadenarán las secuelas del Brexit, dado que la salida tiene un precio.

Se acabaron muchas de las ilusiones que definían a la independencia como un paseo. Escocia y Cataluña no pueden estar en misa y repicando, como todo el mundo comprenderá después de ver lo que sin duda sucederá con el Brexit.

Hace falta tomar una decisión y no será una decisión agradable, sea la que sea."             (Alfons López Tena, CTXT, 03/08/16)

Borrell compara a Junqueras con Farage... los dos engañan

"El exvicepresidente del Parlamento Europeo y exministro socialista, Josep Borrell, ha asegurado que el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y el exlíder del UKIP, Nigel Farage -uno de los principales impulsores del Brexit- "se parecen como dos gotas de agua ", porque" engañan a sus conciudadanos ". 

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa de Sociedad Civil Catalana para presentar el coloquio 'El separatismo ante el espejo del Brexit'.

Borrell ha insistido en que el líder de ERC "engaña de manera sistemática a los catalanes" y ha acusado Junqueras de no tener argumentos para defender sus ideas y proyectos. "No los necesita. Es una cuestión existencial. 

Lo que yo le reprocho es que lance argumentos falsos a aquellos ciudadanos que sí necesitan saber la verdad", ha asegurado.

El vicepresidente del Parlamento Europeo ha explicado que una Catalunya independiente tendría más financiación "si todo lo demás se mantiene igual, pero eso no pasará", porque las relaciones comerciales "no serían las mismas y no formaría parte de la Unión Europea", entre otras cuestiones.

De hecho, ha señalado que pese a que Escocia ha votado a favor de continuar en la UE, "no será posible que continúe porque forma parte del Reino Unido y la Unión sólo se relaciona con Estados".

 Incluso, está convencido de que el brexit no tendrá un "efecto contagio", sino un "efecto vacuna" por las desventajas -considera- que tendrá para los ciudadanos británicos estar fuera de la UE."               (e-notícies, 21/07/16)

4/8/16

El Parlament ha votado otra resolución, es decir, nada. Una propuesta de Procés Constituent única en el mundo, débil, literaria, sin ánimo de verse realizada

"(...) Bueno. Ayer por la tarde tenía que haber sucedido lo siguiente. No se lo pierdan. En mitad de la sesiónZzzz se tenía que haber levantado alguien de Junts pel Sí o la CUP. Tenía que haber pedido introducir un punto nuevo en el orden del día.

 Otro grupo --Junts pel Sí o CUP-- tenía que haber secundado la propuesta. La Mesa hubiera admitido ese cambio de orden. El sentido de esta ceremonia, por cierto, es que quedara claro que la Mesa no proponía ese cambio en el orden, para que posteriormente el TC no la empurara.  (...)

El cambio en el orden hubiera consistido en la incorporación de una votación de una resolución de ratificación del Informe de la Comissió de Procés Constituent. Hubiera habido una presentación de la propuesta, una breve discusión y una votación secreta --otra vez, para evitar que el TC caneara a los diputados partidarios del sí--.

 Todo hubiera quedado épico. Si bien no se trataría de una propuesta épica. No es una ley, no transforma nada. Es una resolución. Una resolución es un objeto intermedio entre la propuesta no de ley y la canción I love you for sentimental reasons.

 Vamos, nada. Esa nada tenía varias funciones. A) Darle vidilla al Procés, que no la tiene. Calentar a la parroquia en verano, de manera que llegara a septiembre como una moto.  (...)

La otra función era, B), dar argumentos a la CUP, y presión, para que se estire en la moción de confianza a Puigdemont --es decir, para que vote los presupuestos--, también en septiembre/el mes del Procés. Esta legislatura, en fin, primero iba a ser la última autonómica. Luego, iba a dejar a Catalunya en "las puertas de un Estado".

 Finalmente, esa legislatura plis-plas, que tenía que durar 18 meses, se está consumiendo en su propio trámite: votación de un Presi, votación de Presupuestos, votación moción de confianza. Para superar cada uno de esos jalones, Junts pel Sí ha sacado de la sacristía el Procés, esa cosa no pensada --esa es la sensación-- para crear un nuevo Estado, pero sí, por lo visto, para gobernar en una situación de fin de Régimen.

Ayer, lo dicho, estaba todo dispuesto. Los protagonistas de la cosa iban por los pasillos con la cara en modo histórico. Se reunían. Hacían corros. Se dejaban fotografiar haciendo historia. Pero, al final, no hicieron nada de lo que estaba previsto.

 Es importante saber por qué. Por dos razones.

 La primera --la más importante, creo-- es que CDC, o como se llame esta mañana a primera hora, estaba negociando en Madrid tener grupo en el Congreso, donde, por cierto, y con un par, ha pactado con el PP, en lo que puede ser un indicativo del valor real del Procés. No convenía, vamos, que el negociado Procés les tocara las expectativas. Económicas. Dos millones para el grupo.

 La segunda razón es que la semana pasada llegó al Parlament una advertencia del TC, conforme si hacían lo que tenían pensado ayer, incluso si se hacían los locos y simulaban que no era una propuesta de la Mesa, les harían lo que el invierno a los cerezos.

 Es decir, tomen nota: suspensión de la Mesa, una multa de hasta 30.000 euros diarios a los chicos y chicas de la Mesa hasta que cambien de opinión, y pasar la cosa a Fiscalía, para que iniciara causa penal. 

Con la última reforma del TC, Erdogan style, el TC, recuerden, es poli y mili, por lo que puede ponernos una cabeza de caballo en la cama, directamente y sin pasar por la casilla de salida. Sin duda, el nuevo rol del TC como portero de discoteca del Régimen hizo enfriar los ánimos a los promotores de la cosa. Que esperaron unas horas y pidieron informes a los letrados.

La cosa al final ha pasado hoy. Al finalizar el turno de preguntas de ControlZzzz. La Presi del Parlament ha dicho: "Senyor Turull, per què em demana la paraula?". Turull, de CDC/JUnts pel Sí, ha dicho lo que tenía que haber dicho ayer. Anna Gabriel, de la CUP, se ha unido a la petición. "Són conscients de l'advertència del Tribunal Constitucional?", Forcadell dixit.

 Más que un diálogo épico, les sale un diálogo teatralizado, como si estuvieron haciendo Els Pastorets, obra de teatro que se representa cada Navidad en todos los pueblos, tan mala que es buena, como el Don Juan o como Brácula, con B de Barbate. Se inicia un turno de palabras, ágil y, hasta cierto punto, novedoso. Albiol, que parece el representante para Catalunya y Iowa de Derribos Tribunal Constitucional, gruñe.  (...)

Preparados para el día de hoy, en todo caso, los grupos piden la lectura de artículos concretos del Estatut, de la advertencia del TC, o del informe de los letrados. Hablan diversos miembros de la Mesa de C's y PP, para desvincularse del bombardeo indiscriminado del TC. Forcadell repite varias veces que la propuesta no es de la Mesa, para que conste. Finalmente, se vota votar la propuesta. Gana con los votos de JxS y CUP.

Lluís Llach, Presi de la Comissió de Procés Constituent, toma la palabra y presenta la cosa. Luego presenta a Marta Rovira, ERC/JxS, para que lea el informe. "Ho faig en plena consciència de las transcendència d'aquest fet", dice LLach. Es el último momento épico del día.

Marta Rovira resume el informe. No es mucho. Frases rituales, un intento de vincular la revolución 15M con este otro negociado --cuando Mas abrazó el Procés fue, precisamente, para intentar paliar el 15M local--, explicación de fases --tenemos tres; la primera, es decir, ésta, es de participación ciudadana, la segunda es el meollo/copón y la tercera sería la ratificación--. 

Se utilizan palabras que no existen en ningún proceso de autodeterminación, como "desconexió", "dret a decidir", y que, precisamente, hacen dudar sobre la efectividad, la función y la naturaleza de éste.

Si quieren, aquí va el informe completo. No sólo no es, lo dicho mucho, sino que es algo hecho con cierta rapidez, desconocimiento e improvisación. Un trabajo desgarbado. El do de pecho de todo es una Assemblea Constituent, que no se especifica si se vota o no se vota. Es una figura traída de los procesos constituyentes sudamericanos. Nuestra prensa patria se pasa la vida buscando venezolanos, y al final estaban todos en CDC.

 Esa Assemblea "dispondrá de plenos poderes. Sus decisiones serán de cumplimiento obligatorio para el resto de poderes públicos, personas físicas y jurídicas". 

Y, glups, "ninguna de sus decisiones será susceptible de control, suspensión o impugnación por parte de otro poder, juzgado o tribunal". Supongo que aludían al Estado español, pero, al no especificarlo --otra vez rapidez, desconocimiento e improvisación--, queda dibujado un Estado de excepción democrático, que no reconoce ningún tribunal internacional. Con todas las letras.

 Esta propuesta llega al New York Times y se acaba el Procés, vamos. Llega a Turquía, y le hacen una calle al Procés. La idea, no obstante, es que sólo llegue a Catalunya. Es, lo dicho, un bien de consumo interno, que no está diseñado para ser aplicado, diría yo.

En la votación C's y PP abandonan la sala. PSC se queda, pero de cuerpo presente, y CSQEP vota no. Gana la resolución con los votos de JxS y CUP.

El Parlament, vamos, ha votado otra resolución. Es decir, nada. Algo menos que nada, una propuesta de Procés Constituent única en el mundo, débil, literaria, sin ánimo de verse realizada.  El Tribunal Constitucional en breve llenará esa nada de sentido a través de, todo apunta a ello, represión.
Hay partido. Donde, nuevamente, no había nada."             (Guillem Martínez, CTXT, 27/07/16)

29/7/16

Cataluña es el único territorio del mundo en el que los ciudadanos no pueden elegir libremente en qué lengua oficial rotulan su comercio

"Las multas lingüísticas han convertido el caso catalán en ciertamente anómalo. Cataluña es el único territorio del mundo en el que los ciudadanos no pueden elegir libremente en qué lengua oficial rotulan su comercio.

 La administración autonómica no permite la libre elección lingüística de los comerciantes e impone multas a quien usa el castellano en vez del catalán, lo cual influye de forma determinante en la rotulación comercial. 

Convivencia Cívica Catalana (CCC)evalúa en un informe los usos lingüísticos de los comercios establecidos en Cataluña así como la influencia de la política de sanciones lingüísticas emprendida por el gobierno catalán. La entidad ha analizado la tipología de las sanciones lingüísticas impuestas por el gobierno catalán en los dos últimos ejercicios, 2014 y 2015.


Por sector, los más afectados por las sanciones lingüísticas son los hosteleros (incluye a los restaurantes), con más de un 40% del total. Les siguen los comerciantes al detalle con un 21%, los transportistas (6%) y las inmobiliarias (5%).

A nivel geográfico, 9 de cada 10 multas lingüísticas se aplican a comercios en localidades de mayoría castellanohablante del ámbito metropolitano de la ciudad de Barcelona. "Queremos subrayar lo insólito de multar a un comerciante que rotula su negocio en castellano en una localidad de mayoría castellanohablante.

 Este tipo de sanciones no solo atenta contra la libertad lingüística de ciudadanos y empresas sino contra la lógica comercial", destaca CCC. 

De acuerdo a los últimos datos del propio gobierno catalán, sólo un 15.8% de comercios en Barcelona rotulan en español. Una cifra sorprendentemente baja si tenemos en cuenta que es la lengua habitual del 60% de barceloneses.

Es obvio que, en condiciones normales, los comerciantes de Barcelona tenderían a rotular su negocio en el idioma de la mayoría de su clientela (la lengua española) e incluso a utilizar en mayor grado esta lengua por ser la que entenderían también clientes del resto de España y otras partes del mundo en Barcelona.

El uso tan limitado del español en la rotulación de los comercios barceloneses, cuatro veces por debajo de su presencia social, resulta completamente anormal. No encuentra ninguna otra explicación que la presión ejercida por el nacionalismo en forma de una política de imposiciones, sanciones y multas lingüísticas a los comerciantes

Barcelona es la única gran ciudad de todo el continente europeo en que la lengua de la mayoría de sus habitantes no es la lengua empleada en la mayoría de los rótulos de sus comercios. Así se desprende de las investigaciones sobre rotulación comercial efectuadas en Europa.

Normalmente los comerciantes utilizan en sus negocios la lengua mayoritaria de su clientela, por una mera lógica comercial. Pero en Barcelona el uso de las lenguas no viene decidido libremente por los comerciantes de acuerdo a las demandas de sus clientes y la lógica empresarial sino impuesto desde la administración por medio de multas y sanciones lingüísticas. Ello ha distorsionado la situación lingüística de tiendas y comercios en la Ciudad Condal. 

Pero si la situación del español en la rotulación comercial de Barcelona resulta llamativa aún lo es más en otras ciudades catalanas. Según los datos del propio gobierno catalán, en Lérida la presencia de la lengua española se reduce a solo un 9% de los rótulos comerciales y en Gerona roza la marginalidad, con solo el 5% de los rótulos de la ciudad, es decir, apenas 1 de cada 20.

Cualquiera que visite Lérida o Gerona puede comprobar que en muchas calles ya es prácticamente imposible encontrar un solo rótulo de comercio escrito en español.

A destacar que casi una cuarta parte de los comerciantes catalanes ya eligen rótulos sin texto o ambivalentes en sus negocios. En otras palabras, escogen una rotulación sin ningún contenido lingüístico, es decir, utilizan imágenes en vez de palabras en el rótulo o indican como máximo el nombre propio del establecimiento o marca de la franquicia. O, si utilizan texto, se decantan por rótulos ambivalentes en castellano y en catalán, es decir, en que la palabra o palabras elegidas para el rótulo sean comunes en ambos idiomas -“moda”, “taller”, “clínica”, etc.-.

Da la impresión que este porcentaje tan elevado, que se está incrementando en los últimos años, es la respuesta de los comerciantes a la presión ejercida por la administración para utilizar el catalán: usar palabras iguales que en castellano o bien no incluir ningún texto en el rótulo del establecimiento más allá de la marca o el propio nombre. 

Los datos oficiales del propio gobierno catalán muestran que el uso de la lengua española en la rotulación de los comercios es ya marginal en numerosas localidades de Cataluña. En algunas grandes ciudades, solo quedan en español apenas un 5% de letreros comerciales. En comarcas del interior de Cataluña, la desaparición del español en los rótulos de los comercios es ya prácticamente total.
No es ningún secreto que el nacionalismo catalán intenta imponer un paisaje lingüístico "diferenciado" del resto de España, de tal forma que los turistas extranjeros y personas del resto de España que visiten Cataluña, tengan la sensación de estar en un "país" diferente. La acción de la administración con sus inspectores y multas lingüísticas acompañada de la presión a los comerciantes por parte de entidades nacionalistas radicales está logrando su objetivo.

Convivencia Cívica Catalana señala que, bajo la excusa de "proteger al catalán", el nacionalismo pretende -y está consiguiendo- excluir el español del paisaje lingüístico comercial. "Nos preguntamos qué tipo de "normalización lingüística" es esta en que la lengua mayoritaria de la sociedad se convierte en residual en los comercios debido a una política de coacciones y multas. ¿Acaso es "normal" que la lengua del 60% de barceloneses apenas esté en los rótulos del 15% de comercios?", indica la entidad.

Convivencia Cívica Catalana constata un incremento de las sanciones por razón de lengua así como de las consultas de comerciantes sobre esta cuestión. En vista de ello ha decidido poner en marcha una campaña en los próximos meses de información y asesoramiento. "Nuestra asociación defiende que los comerciantes utilicen la lengua que libremente deseen en sus tiendas y comercios, sin multas, sanciones ni coacciones"; afirman,

En el marco de esta campaña, Convivencia Cívica Catalana apelará a las instituciones nacionales y europeas a intervenir en Cataluña en favor de la libertad lingüística de los ciudadanos y empresas frente a las políticas de imposición, sanción y multa del nacionalismo catalán.

"Las multas lingüísticas catalanas son insólitas a nivel mundial. Cataluña es el único territorio del mundo en que los ciudadanos no pueden elegir libremente en qué lengua oficial rotulan su comercio. Europa no puede mirar para otro lado mientras en una región de ella se vulneran la libre empresa, derechos constitucionales y libertades fundamentales", indican desde la entidad."          (La Voz Libre, 28/07/16)

La Mesa se escaquea. Traspasa al Pleno la responsabilidad del inicio de la 'desconexión' evitar la inhabilitación del Tribunal Constitucional

"Junts pel Sí y la CUP quieren llevar al Pleno del Parlament de esta semana el debate y la votación de las conclusiones del Proceso Constituyente que contempla la unilateralidad como mecanismo para conseguir la independencia de España.


Ambas formaciones pretenden ejercer su mayoría para que se incluya en el orden del día del plenario las conclusiones de la comisión de estudio del Proceso Constituyente. De esta manera, la decisión recaería sobre el Parlament, mientras que la Mesa se inhibiría y evitaría el choque con el Tribunal Constitucional, que ya advirtió a la Mesa de la cámara catalana que debía evitar o paralizar cualquier iniciativa que fuera en contra de la Constitución.


La diputada de Junts pel Sí, Marta Pascal, ha manifestado que “nosotros creemos que esto debe ser viable y debe ser posible. El trabajo está realizado, por tanto, si el trabajo está realizado, que mejor que este último pleno para hacerlo”.  (...)


La diputada de Catalunya sí que es Pot, Marta Ribas, ha manifestado que “no son las conclusiones de la comisión del proceso constituyente, sino que son las conclusiones del proceso de continuidad del señor Puigdemont a la presidencia de la Generalitat”.


Si finalmente hay votación, ésta podría ser secreta para que los diputados partidarios del texto no tengan problemas jurídicos; mientras que los grupos contrario podrían abandonar el pleno durante la posible votación."                (e-notícies, 25/07/16)


Podem Catalunya no está confluyendo con el separatismo, pues ambos grupos han entrado en línea de colisión en la lucha por la hegemonía

"(...) La lectura atenta de los 11 puntos de la comisión del Proceso Constituyente no deja lugar a dudas: se anuncia un golpe al sistema democrático. Pese a su falta de legitimidad, el separatismo está decidido a ir hasta el final. 

El objetivo es forzar la realidad hasta adaptarla a sus deseos. El camino que va a intentar recorrer está trazado: aprobación de las leyes de desconexión, que no serían susceptibles de “control, suspensión o impugnación” por ningún tribunal, se afirma en el punto 7 de las conclusiones; y de un “mecanismo unilateral para activar la convocatoria de una asamblea constituyente”. 

A partir de ahí, las decisiones del nuevo poder serían de “obligado cumplimiento para cualquier persona física o jurídica”, mientras se elabora y vota la Constitución catalana. 

No hay duda de que se trata de una fantasía absolutista, cuyo intento de materialización supondría un auténtico salto en el vacío, tal como criticó con dureza el dirigente de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela, partidario de impulsar un debate ciudadano para repensarlo todo, pero contrario a la vía predeterminada y unilateral de las conclusiones. 

La buena nueva es que la retórica constituyente de los socios de Pablo Iglesias en Cataluña no está confluyendo con el separatismo, pues ambos grupos han entrado en línea de colisión en la lucha por la hegemonía. Y ello pese a que el resultado del 26-J supuso la derrota del referéndum legal propuesta por En Comú Podem.

Sabemos que en 2017 habrá nuevas elecciones y que el independentismo, aunque agotado y dividido, está obligado a intentar imponer de nuevo un relato plebiscitario, ahora en forma de convocatoria constituyente. Puede que Carles Puigdemont sucumba a la idea de celebrar entretanto un referéndum unilateral, propuesta que apoya un importante sector del secesionismo, incluida la ANC. 

Podría así blindarse el apoyo de la CUP en la moción de confianza que debe superar en septiembre. Sea como sea, sabemos que el choque con la legalidad constitucional es inevitable. Convendría que PSOE y PP dejaran atrás las ganas de engañarse para afrontar ya ese escenario con todas sus consecuencias."              (Joaquím Coll, El País, 28/07/16)

La famosa jornada del 9N sigue siendo vista por una parte de los ciudadanos de izquierda en Cataluña como una jornada democrática... y no como lo que fué, como un día de agitación nacionalista para mayor gloria (luego parcialmente fracasada) del principal hijo político del molt ex honorable

"(...) las fuerzas secesionistas, como reconoció Antonio Baños, entonces portavoz de las CUP, perdieron las elecciones (transformadas por ellas mismas en un plebiscito en torno a la independencia) el 27S.

 Sólo una sesgada y antidemocrática ley electoral, mil veces criticada, les da una más que exigua mayoría parlamentaria, alejada años-luz del 55% de los votos (como mínimo) defendido y definido por David Fernàndez como mayoría cualificada para la ocasión. Así, pues, ningún plan secesionista que se formule, airee, agite o diseñe tiene apoyo democrático popular. 

Es una verdadera estafa política. Teniendo en cuenta las declaraciones apuntadas, que estas estrategias tengan el apoyo de la CUP no tiene parangón en nuestra historia política reciente. Un escándalo que no podemos ni debemos admitir. (...)

Más allá de este preámbulo básico creo que podríamos estar de acuerdo en los puntos siguientes:

1. El lenguaje nacionalista-soberanista-secesionista ha impregnado, lo sigue haciendo, el decir e incluso el pensar no sólo de los partidarios de la independencia-dependiente de Cataluña sino de los (supuestamente) partidarios del federalismo. 
Por ejemplo: solemos hablar del “Estado español” cuando estamos hablando realmente de España. “España” (la de Machado, García Lorca, Cernuda, Rosa Chacel) sigue siendo palabra maldita. 

2. Algunas afirmaciones del argumentario nacionalista-secesionista, falsadas una y otra vez, han quedado en el relato nacionalista, como se suele decir así ahora, como verdades indiscutibles, como axiomas-postulados equivalentes a verdades absolutas, punto de partida que no son objeto de discusión. 
El del robo de los 16 mil millones es un ejemplo de estas verdades indiscutibles. Cataluña como nación milenaria es otro. 
La España contra Cataluña desde 1714 es un tercero (Obsérvese que la expresión, conductora de un congreso o de unas jornadas en diciembre de 2014 con presencia de presidencias y grandes prohombres del país, incluiría la España republicana).

3. A pesar de lo que sabemos, la famosa jornada del 9N sigue siendo vista por una parte de los ciudadanos de izquierda en Cataluña como una jornada democrática donde pudieron ejercer, no en las mejores condiciones se afirma, su derecho de autodeterminación o expresión similar. En absoluto es considerada como un día de agitación nacionalista para mayor gloria (luego parcialmente fracasada) del principal hijo político del molt ex honorable.

4. La valoración del voto Sí-Sí de algunas y algunos representantes de las izquierdas catalanas (que manifestaron, sin necesidad y sin venir a cuento, la concreción y sentido de su voto) está lejos de pasar cualquier tribunal de control crítico. En cualquier otra circunstancia, en cualquier otro tema, el arma afable de la crítica hubiera jugado su papel. 
Aquí apenas ha existido o apenas ha tenido efecto alguno. Se sigue siendo comprensible con tamaño despropósito y, por si fuera poco, se añade que “se entienden las razones” de un voto independentista por aquellos que dicen no serlo. Ni siquiera nacionalistas afirman.

5. Se sigue sosteniendo, sin justificación actualizada para ello, que el 80% de los ciudadanas y ciudadanos catalanes están a favor del “dret a decidir” (tal vez fue así en algún momento.. y habría que verlo). 
A pesar de lo sabido, a pesar de los resultados electorales más recientes, casi nadie se atreve a cuestionar un dato que se ofrece, una vez más, como postulado geométrico indiscutible. La idea de fondo: menos los neofascistas y fascistas españoles o españolistas, menos los odiados botiflers, en Cataluña todo el mundo “com cal” está por el ejercicio de ese derecho.

6. Pero, como se sabe, ese derecho no existe como tal. Es un producto político-intelectual de laboratorios (de la UPF) asociados al independentismo e inspirados en fases y formulaciones del nacionalismo vasco. 
A pesar de ello, Izquierda Unida y Podemos, entre otras fuerzas, han hecho suyo ese lenguaje y esa reivindicación. Por convicción, por mala conciencia, por confusión o por necesidad de llegar a acuerdos con fuerzas y nombres que, hoy por hoy, dominan una parte del panorama institucional catalán.

7. Las manifestaciones 11S de estos últimos años en Cataluña se han presentado, usualmente, como movilizaciones a favor del dret a decidir. Pero, como es de toda evidencia, se haya asistido o no a ellas, han sido realmente movilizaciones a favor de la secesión, de la independencia, con la clara participación de las instituciones de gobierno de la Generalitat (sin mandato ciudadano para ello) a pesar de que por TV3 y medios intoxicadores afines se ha hablado insistentemente del protagonismo de la sociedad civil en todo este “proceso”. 
Pensemos, por ejemplo, en la actual ubicación institucional de la que fue “líder” de ese movimiento que tanto emocionó a algunos dirigentes de izquierdas (llantos, reales o teatralizados, incluidos), la política profesional que consideró que los catalanes habíamos sido esclavos, incluso que seguíamos siendo esclavos, de los españoles.
  ¡Y no pasó nada, y no pasa nada! Como se sabe, un sector de las izquierdas estuvo presente en esas movilizaciones. 

8. Pero el movimiento nacionalista catalán, como acaso no podía ser de otro modo, no sólo es, hoy por hoy, un movimiento nacionalista sececionista fuertemente neoliberal y pro UE y euro en su conjunto (la única excepción es la CUP) sino netamente antiespañol. Sin apenas distingos. Todo, en este caso, en el caso español, es uno y lo mismo: bazofia, zafiedad, fascismo y atraso-lejanía de la Modernidad.

9. La mitificación de la historia de Cataluña, pensemos en el propio himno, en “Els Segadors” por ejemplo, es de manual. También la izquierda ha contribuido lo suyo en este punto y los comentarios críticos y documentados, existentes sin duda, son muy minoritarios.

10. La izquierda, las izquierdas si se quiere, en otras circunstancias históricas, nada que ver con las actuales, defendió estatutos de autonomía e incluso del derecho de autodeterminación del pueblo catalán (no solamente del pueblo catalán por supuesto). 
Pero, inmediatamente después, enseñaba sus cartas, su defensa del federalismo, de la unión de todos los pueblos de España (del “Estado español” hemos dicho erróneamente en miles de ocasiones).
Pero esta última arista está casi olvidaba cuando se habla aquí, en Cataluña, por parte de casi todos. ¿Cuántas jornadas sobre federalismo ha organizado la izquierda en estos últimos años?

11. Durante 35 años, más tiempo si lo miramos con perspectiva histórica, se ha trabajado política y culturalmente para crear muros y líneas de separación entre Cataluña y el resto de España (de España, sin el resto e inconsistentemente, en el lenguaje nacionalista). 
Simplificando un poco, pero no mucho: la modernidad, lo avanzado y lo interesante está en Cataluña; lo zafio, atrasado y aburrido en España, que impide que Cataluña se desarrolle plenamente, llegue a su Ítaca y sea de nuevo, así se afirma en el himno, rica i plena.
  • 11.1. ¿A qué plenitud cabe preguntarse? ¿Rica? ¿Qué tipo de riqueza?
12. La inmersión lingüística, que no es tal hablando con propiedad (sólo lo es para las familias no catalanoparlantes, no para la mía por ejemplo), es una de las estrategias centrales del nacionalismo (independentista o no).
 Por detrás de esta supuesta e inocente defensa de la lengua catalana (que, por supuesto, nadie quiere atacar, ¡es también nuestra!), el intento de homogeneizar una sociedad diversa y en absoluto homogénea en su cultura y sus lenguas, para riqueza de todos, y la consideración de que la única propia de Cataluña ha sido, es y será el catalán. Todas las otras lenguas (menos el aranés) son impropias.
  • 12.1. El maltrato (oficial, institucional, no el que se da de hecho en las aulas que, en general, no es tal o no es tan acentuado) al castellano y a sus hablantes es de manual. Y de denuncia. ¿A qué viene montar cirios y más cirios, y liarla mil veces, por dar tres horas de Matemáticas por semana en castellano? ¿De dónde se infiere el ataque al catalán por una medida de este tipo? Los de Aula, donde estudiaron Mas y sus hijos, ¿son anticatalanistas por realizar esa práctica educativa?
13. La visión cultural del nacionalismo suele ser (con excepciones interesantes) fuertemente uniformista: Lluís Llach es cultura catalana. Miguel Poveda no lo es, es cultura impuesta o ajena. Para disolver dudas, véaser TV3 cualquier día del año (fiestas de guardar incluidas).

14. Al nacionalismo catalán, al realmente existente, los lazos familiares, de amistad, de reconocimiento mutuo, con el resto de pueblos españoles les importa un higo. Nada de nada. Digan lo que digan, cuando hablan de esos territorios para ellos comanches en cualquier ágora que no esté por ellos controlada. 
Eso sí, cuando se ponen cultos, añaden que ellos admiran la cultura castellana o española (depende del caso)… pero como cultura externa, como se puede admirar la cultura alemana, la danesa o la chilena. Sin más proximidades ni vinculaciones.

15. Sin ser admitido por el nacionalismo, el catalanismo, la consideración de Cataluña como nación (región en otros momentos: recordemos “La Lliga regionalista”), con identidad propia, con fuerte singularidad, etc, no implica forzosamente ser partidario de ninguna opción política secesionista o afín en este ámbito. 
Se puede ser catalanista y ser partidario de un estatuto de autonomía o incluso de un Estado republicano federal o unitario que cuide y abone la diversidad de culturas y lenguas 
existentes.
  • 15.1. Por supuesto: no se es menos catalán por ello. No se es un botifler
16. No ser catalanista (aunque puede admirarse la cultura catalana o algunos rasgos de esa cultura o culturas, no todos como es evidente y como nos ocurre cuando hablamos en general de la “cultura española” o la “cultura alemana”) no es equivalente a ser facha.
  • 16.1. No ser españolista parece conveniente. Pues tal vez lo mismo a día de hoy, no hace 40 años.
17. Causa perplejidad, por decirlo suavemente, que algunos líderes del movimiento secesionista cambien la grafía de sus apellidos. ¿Por qué? ¿Para mejor integrarse? ¿Dónde? ¿No estábamos por aquello de que “qui perd els orígens, perd identitat”? ¿Se imaginan a Hidalgo o Valls afrancesando sus apellidos o a políticos españoles de origen catalán “españolizando” los suyos?

18. Que las organizaciones políticas que supuestamente defienden el federalismo no tengan aquí, en Cataluña, una estructura federal es otro de los misterios de una cripta que está más que embrujada.

19. Como es de toda evidencia el derecho de autodeterminación del que antes se hablaba no encaja de ninguna manera en el caso de Cataluña que no es una colonia ni una semicolonia, ni lo ha sido nunca propiamente. Nada que ver. 
La exageración y manipulación es de libro básico. Es casi un insulto hablar en estos términos en una de las comunidades (globalmente) más ricas de España. No hay relación centro-periferia en este caso como todo el mundo sabe.

20. La indefinición de los sectores de la izquierda transformadora (a excepción de la CUP, cuya política de pactos resulta inconcebible a este comentarista, al igual que su política de apoyo explícito a ERC en las últimas elecciones) es más que evidente. 
Nadie ha podido saber si “En comú podem” estaba o no estaba por una posición federal. Sin ninguna duda, hay que admitirlo, la posición de la actual dirección del PSC, pienso en Miquel Iceta, ha sido mucho más clara y de interés en este asunto (no hablo de otros temas y no digo siempre).

21. A estas alturas de la jugada, parece que la apuesta convergente por el secesionismo tienen dos nudos: responder, desde una óptica neoliberal conservadora, a las movilizaciones del 15M, a lo que ha significado el 15M como punto de inflexión, y, al mismo tiempo, a reorientar las preocupaciones ciudadanas (Sani Vila lo ha declarado explícitamente) ante las políticas neoliberales de los gobiernos Mas, entre las más duras del país. Recuérdese: apoyada por el PP de Cataluña en sus momentos iniciales.

22. Causa vergüenza tener que señalarlo pero las risas soberbias y descalificaciones ante los votantes del PP (¡cómo pueden votar a un partido tan corrupto!, ¡la España profunda es incorregible!, etc), olvidan, porque quieren olvidarlo, que aquí, en Cataluña, no en la España oscura, escondida y profunda, JxS tuvo un 38 o 39% de los votos en las elecciones del 27S, a pesar de estar dirigida por un partido que se reconoció y reconoce en el principal mangante, manipulador y tergiversador del país: don Jordi Pujol i Soley y su más que tenebroso clan familiar. ¿De qué podemos dar lecciones los electores catalanes, el pueblo catalán, la ciudadanía catalana?

No me extiendo más. (...)"               (Salvador López Arnal  , Rebelión, 23/07/16)

Los jefes nacionalistas vascos son los peores enemigos de la unidad combatiente de los pueblos hispánicos al lado de las Naciones Unidas y contra Hitler y sus Quislings

"(...) Los vascos de Santiago de Chile no quisieron desfilar en la columna de los republicanos españoles que se organizó para contribuir al homenaje que el pueblo chileno tributó a Mr. Wallace [el resueltamente antisfascista vicepresidente de Roosevelt], porque no fueron reconocidos como miembros y representantes de la nación vasca.

El Orfeón Catalán de México se negó a participar en el homenaje que la emigración republicana rindió al presidente Ávila Camacho [sucesor de Lázaro Cárdenas, el presidente benefactor del exilio republicano español en México], aduciendo que los catalanes no son españoles. 

Y finalmente, una sedicente Comunidad Catalana de México conmemoró con un banquete el 14 de abril –al que asistió el señor Monzón en representación del señor Aguirre— la proclamación de la Segunda República Catalana. Con motivo de esos hechos, se ha registrado un enorme griterío, se han pronunciado palabras muy gruesas y se han emitido conceptos muy graves (...)

¿Qué es, qué representa el Orfeón Catalán? Conforme a sus estatutos, es una entidad apolítica, presidida por un señor que es, simultáneamente, “ultranacionalista” y socio conspicuo del Casino Español, en donde se cantan sardanas y misas de vez en cuando, un centro recreativo que no le hace ascos al juego cuando las circunstancias lo permiten. 

Es un centro que ha calificado de “luctuosa” la fecha gloriosa del 19 de julio, y un centro en el que ahora hacen y deshacen a su antojo y en plan separatista unos cuantos trotskistas, faístas y desertores. En relación con la emigración catalana es muy poca cosa, y de cara a Cataluña y en Cataluña no es nada. Pero a medida que se fue conociendo, por los hechos, su juego sucio, fue perdiendo socios hasta quedar reducida a lo que es hoy: un órganos de los deshechos de la emigración catalana. 

La preside el señor Tomàs i Piera, quien al dejar de ser ministro de la República Española, se creo para él solo el frente de Montreal (Canadá). Le prestan apoyo entusiasta los señores Ferrer y Fronjosà, desertores ante el enemigo en el curso de nuestra guerra, denunciadores implacables del “imperialismo” de la UGT, propugnadores acérrimos de una Central Sindical Catalana separatista,  (...)
Definidor político de la misma es el señor Arquer: trotskysta condenado a 20 años de prisión por el delito de alta traición en tiempos de guerra, uno de los dirigentes del putsch de mayo de 1937, el primer objetivo del cual era, de haber triunfado, el asesinato del presidente Companys y de prácticamente todos los consejeros de la Generalitat. 

Los catalanes decentes, es decir, la práctica totalidad, hacen frente a esta mal llamada “Comunidad”, centro de arribistas, de desertores y de provocadores. Incluso los militantes de Estat Català, los únicos que con pleno derecho histórico podrían levantar –y levantan— la bandera separatista.  

Así, pues, entonces ¿a qué tanto ruido con motivo de unos discursos pronunciados por individuos carentes de toda solvencia en la emigración y separados ya, esperemos que para siempre, de Cataluña?  (...)

Nuestros separatistas se consideran obligados a aceptar una especie de tutela del Partido Nacionalista Vasco. 

El movimiento nacional catalán es avanzado y progresista, mientras que el Partido Nacionalista Vasco es conservador: salidos de Euzkadi, miles de nacionalistas vascos, buenos soldados, se quedaron en Francia por orden de sus jefes, mientras Cataluña se desangraba por los cuatro costados. 

Y mucho menos ligados podemos sentirnos los catalanes cuando los jefes nacionalistas vascos son los peores enemigos de la unidad combatiente de los pueblos hispánicos al lado de las Naciones Unidas y contra Hitler y sus Quislings.(...)"              

 (Joan Comorera , Enfrentado a la dirección del Partido Comunista de España, fue expulsado del PSUC en 1949, Fuente: Edicions en Lluita, 1945, en Sin Permiso, 24-07-16)

28/7/16

Los “nacionales españoles” no deberían tener los mismos derechos que los demás ciudadanos... que los verdaderos catalanes

"(...) hoy se destaca Hèctor López Bofill, quien quizás luego diga que se le ha malinterpretado. Yo creo que se lee muy claro el artículo que hoy publica en El Punt, titulado “Superar els complexos“. López critica que se haya asumido que, como en las elecciones del 27S2015 los partidos independentistas no superaron el cincuenta por ciento de los votos, el autoplebiscito se diera por perdido.

Y, entre sus razones que explicarían que no se superase el cincuenta por ciento, estarían las “maniobras” del Estado para impedir el voto exterior, el hecho de que se computase el voto extraparlamentario o el de CSQEP en el “no”, o que, atención: “… la base electoral de les eleccions en un parlament autonòmic fos la fixada pel marc constitucional espanyol, a saber, la dels “nacionals espanyols empadronats en un municipi de Catalunya””.

Después vendrán las explicaciones, los “malentendidos”, la mala fe de quien lee y todo lo que se quiera. López es manifiestamente explícito: si no hubieran votado los “nacionales españoles” empadronados en Cataluña, el resultado hubiera sido otro. Si sólo votasen los “nacionales catalanes”, la mayoría se hubiera alcanzado sin dificultad alguna.

Ya me imagino las típicas excusas: “bueno, uno se refiere a que no vote quien lleve viviendo aquí menos de XX años” o chorradas similares. Como si hubiera ciudadanos de primera y otros de segunda, que no tienen los mismos derechos que los demás.

¡Ahí va! En eso consiste el nacionalismo. En que, según escribe López Bofill, los “nacionales españoles” no deberían tener los mismos derechos que los demás ciudadanos."         (Cita falsa, 09/07/16)

La “Força Naval Catalana”




"No es broma: hace unos meses vimos el diseño de laForça Naval Catalana, a base de Mossos d’Esquadra y preparada para luchar contra los piratas de Somalia. Sesudos nacionalistas nos aseguran que con la secesión la armada catalana garantizará la seguridad de Gibraltar. Y un friki nacionalista ofreció en TV3 el puerto de Barcelona a los submarinos nucleares chinos en un vídeo para la historia del despiporre separatista. (...)"             (Dolça Catalunya, 19/07/16)

26/7/16

Es preocupante que la intolerancia de quiénes cuelgan fotografías de quienes no entienden catalán, en las redes sociales

"Hace un par de semanas que algunos medios de comunicación recogen informaciones de las redes sociales sobre terribles y salvajes ataques a Cataluña. Incluso el ultranacionalista Santiago Espot propone en Twitter, en un ejercicio de moderación extrema, “pasar a las manos” contra estos provocadores lingüísticos que se expresan en la lengua de Cervantes.

 Todo porque un par de camareros no entienden el catalán, porque un socorrista se niega a abandonar su trabajo a pesar de que quien se lo pide, lo hace en catalán  y porque un trabajador de una estación de tren no sabe hablar en catalán. Esta es la grave ofensa que día a día se produce en Cataluña ante los que desean vivir plenamente en  catalán.

Es preocupante que la intolerancia se esté haciendo hueco en las redes sociales y algunos las utilicen para marcar con una cruz a personas y negocios que se apartan o no comulgan con el pensamiento único del independentismo catalán, colgando incluso las fotografías de quienes no entienden catalán o, como en el caso del socorrista, no puede abandonar su trabajo.

Cataluña es plural, en ella hablamos dos lenguas con total naturalidad. Y Cataluña ha sido siempre una tierra de gente amable y educada. Yo siempre hablo la lengua de mi interlocutor. Si me hablan en castellano les respondo en castellano y si lo hacen en catalán les respondo en catalán. 

Así me educaron mis padres y así estoy educando a mis hijos aunque algunos me acusen de traidor a Cataluña por permitirles que también se expresen en castellano.

Quizá algunos, obsesionados por sus miedos más íntimos, no logren entender que hay gente de otras partes de España y del mundo que viene a buscarse la vida en esta preciosa parte de España y que no saben, no quieren o no se atreven a hablar en catalán. Tampoco les cabe en la cabeza que haya catalanes que prefieran expresarse en castellano.

 Y no les cabe porque desconocen el sentido de la palabra libertad. En una sociedad libre como la nuestra, la gente puede elegir libremente en que idioma expresarse. Imponer una lengua es un mal negocio. Y señalar con el dedo a quien no utiliza una de esas lenguas no es propio de países democráticos. 

Para ellos, el enemigo ya no sólo está en Madrid, por eso han empezado una cruzada lingüística 2.0 contra esos ciudadanos que no quieren renunciar a la lengua castellana y contra esos catalanes de nacimiento que utilizamos indistintamente ambas lenguas que nos son propias."           (Daniel Sirera, e-notícies, 13/07/16)

Quién iba a decir que, en julio de 2016, esto del separatismo generaría bostezos y aburrimiento, incluso al mismísimo secesionismo

"Quién iba a decir que, en julio de 2016, esto del separatismo generaría bostezos y aburrimiento, incluso al mismísimo secesionismo. Explicadme, si no, cómo es posible que el “Manifest per un referèndum sobre la independència de Catalunya” apenas haya tenido repercusión en los medios de la caverna catalana: apenas un recuadro en Vilaweb, perdido en Nació Digital, ni siquiera se dignan a mencionarlo en el ARA…

Perdidos en el debate sobre “cómo hacer” la independencia, cada vez que generan una nueva idea, tengo la sensación de que se produce un doble efecto:
  1. Entre quienes apoyan la secesión, detecto reacciones entre el fastidio (“una altra ximpleria més“) y la indiferencia (“buffff…”).
  2. Entre quienes no apoyan la secesión, genera un Zzzz…Zzzzz…Zzzz…
Ya sabéis que como estoy en el grupo 2, de un tiempo a esta parte he renunciado a grandilocuentes análisis de la nada. Porque, con todos los respetos para los firmantes y adherentes al Manifiesto, sus supuestas nobles intenciones se sustentan en la nada. Es la mediocridad del que ha “perdido” con sus propias reglas y se niega a aceptarlo.

Y vuelvo a lo de siempre. Es suficiente con la siguiente frase: “Considerem que la via de les eleccions plebiscitàries s’ha mostrat poc clara, poc útil i amb diversos problemes per substituir el referèndum d’Autodeterminació“.

Mirad, es cierto que algunos de los firmantes en más de una ocasión pusieron en duda que las elecciones del 27S fueran verdaderamente unas plebiscitarias (p.ej. Elisenda Paluzié y hasta Toni Soler), pero ¿creéis que si JxSí+CUP hubieran sumado un 50,01% de los votos existiría este Manifiesto por el referéndum?

  Lo escribí hace unos días y lo vuelvo a repetir: a saber si se habrían atrevido a jugar a declarar la independencia. Pero como ni siquiera sumaron ese 50,01% -y no vale, no vale- pues a volver a la ficha del referéndum.

Lo que digo: un aburrimiento total. Al paso que voy, hasta tendré que escribir un artículo sobre castellano y catalán…"                (Cita falsa, 13/07/16)

22/7/16

En Cataluña, dónde hay una mayoría de izquierdas, la división de las clases populares por la cuestión nacional esté impidiendo la conversión de esa mayoría social en mayoría política

"(...) Y es que el procés está consistiendo en que, en un país donde hay una neta mayoría de izquierdas, la división de las clases populares por la cuestión nacional esté impidiendo la conversión de esa mayoría social en mayoría política, lo que deja el control de una parte sustancial del poder (empezando por la presidencia de la Generalitat) en manos de un partido que ha sido cuarto (en número de votos) en las dos últimas elecciones, y quinto, por detrás del PP, el pasado junio en las provincias de Barcelona y Tarragona, donde, según el Idescat, vive el 84% de los catalanes.

Nuestras izquierdas pueden mirárselo desde muchos puntos de vista, pero difícilmente podrán ignorar esa realidad: desde hace tiempo es posible construir una mayoría política de izquierdas que permita abordar con energía los gravísimos problemas de pobreza y desigualdad social que padecemos. Aunque eso es incompatible con el procés, claro. Y así nos va."            (Francisco Morente, El País, 21/07/16)

21/7/16

Convergència salva a Rajoy... ¿por 30.000 euros al mes?

"(...) Pero así sucedió ayer: CDC votó con populares y su muleta parlamentaria actual de C’s. Lo hizo en las votaciones sobre la composición de los órganos de gobierno del Congreso de los Diputados, como si tanta manifestación del 11 de septiembre contra el PP y sus manejos no hubieran servido para nada. Más de uno de sus votantes se escandalizaría si salieran en público a decirlo, pero los hombres de Homs prefieren la confusión.

Los convergentes se habían quedado, de facto y por sus pocos votos en estas últimas elecciones, sin grupo parlamentario propio. Los tiempos de Minoría Catalana pasaban a la historia por primera vez desde la recuperación de la democracia. No sólo se perdía el símbolo, con él se esfumaban unos 30.000 euros mensuales de asignación para la causa.

La perspectiva económica explica a la perfección el voto convergente y el pacto no escrito con el PP. Lo que no justifica, sin embargo, que siga existiendo tamaña distancia entre lo que dicen a los electores y lo que hacen con sus votos después. Homs ha pactado con los populares para no quedarse en el mayor ostracismo posible.

 No pasa nada, es correcto que el catalán Sazatornil venda porteros automáticos en Madrid y pague alguna montería de paso. Lo que no puede hacer después Homs es cambiar su mensaje en cuanto desciende del puente aéreo.

Deberían dejar de demonizar a Ciudadanos por hacer justo lo mismo que ellos ocultan y explicar con claridad que aún pesan más en su ADN los genes conservadores que ningún otro. Incluso podrían avisarnos de que sin dinero y recursos no pueden hacer la revolución de las sonrisas. Aunque todo resulte impúdico, la claridad se agradecería, pero tratándose de esa formación política cuesta admitir que algún día cumplan con su responsabilidad."             (Xavier Salvador, Crónica Global, 20/07/16)


"El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. Homs se presenta para presidir el Congreso el mismo día que su partido vota a favor de la desconexión en el Parlament.

La comisión de estudio del proceso constituyente del Parlament ha aprobado hoy las conclusiones pactadas y presentadas conjuntamente por los grupos de JxSí y la CUP, y dos puntos de las conclusiones presentadas por CSQP. Entre otros establece una fase de “desconexión con el Estado y convocatoria de unas elecciones constituyentes que conformarán una Asamblea Constituyente, que redactará un proyecto de Constitución. En una tercera fase será ratificada a nivel popular mediante referéndum”.

Las conclusiones, sin embargo, han sido aprobadas el mismo día que el ex conseller de Presidència y uno de los principales impulsores del proceso, Francesc Homs, ha presentado su candidatura para presidir el Congreso, el tercer cargo institucional del Estado. Homs, al final, sólo ha conseguido los ocho votos de su grupo. (...)"                   (e-notícies, 19/07/16)

20/7/16

En su huida hacia adelante, Artur Mas se ha cargado CiU, CDC, Junts pel Sí, Òmnium Cultural o la Assemblea Nacional Catalana... porque no tenía previsto que sus cálculos de movilización social y de adhesión masiva pudieran fallar

"En su huida hacia adelante, Artur Mas ha generado un efecto dominó por el que piezas tan conspicuas y heterogéneas como Junts pel Sí, Òmnium Cultural o la Assemblea Nacional Catalana han caído, por no hablar de la cruenta desaparición de Convergència y, en otro registro, un efecto colateral que ha dejado al pairo la incógnita futurible de Unió, tan tardíamente desvinculada de su aliado habitual.

En una fase tan azarosa para la gobernabilidad de España, el catalanismo ha perdido su peso en las Cortes Generales porque, siendo cierto que con la desconexión estar o no estar parecía importar poco, lo que queda de Convergència deja de tener margen de maniobra y negociación en Madrid (...)

Empeñados en la idea de una Cataluña independizada ya de España, los secesionistas cayeron bajo fuego amigo, al no distinguir lo probable de lo imposible, como le ha ocurrido a Artur Mas, hoy en vía muerta.

 De ahí un efecto dominó que ha debilitado los vínculos entre la ciudadanía de Cataluña y la representatividad institucional, mientras que de forma indirecta vaciaba el molde catalanista, con el propósito fallido de que el maximalismo acabase de una vez por todas con el método posibilista. A estas alturas, es posible que se redimensionen, de forma explícita, las tendencias contrapuestas que representan Barcelona y una Cataluña profunda que pierde potencia. 

Con cierto morbo, hay quien se pregunta qué van a decir ahora aquellos que han aparecido hasta ahora como el soporte intelectual y mediático del proceso. Dando por descartada la autocrítica o el reconocimiento de los errores políticos del secesionismo, ¿qué van a decirnos quienes anunciaban para pasado mañana el amanecer de una Cataluña fuera de España y por tanto de la Unión Europea?
La política de la irrealidad siempre tiene un coste pero no está escrito que deban pagarlo quienes la han sustentado.  (...)

En realidad, la sociedad catalana no está dividida en términos tectónicos sino que ha pasado un largo tiempo reflejando de modo directo o indirecto, a favor o en contra, la idea de una independencia que iba a caer del cielo.  (...)

Lo más asombroso es que el secesionismo no tenía previsto que sus cálculos de movilización social y de adhesión masiva pudieran fallar. Algún día se sabrá por qué razones el secesionismo no consideraba la eventualidad de que sus metas y los ritmos sociales no coincidieran, que todo el proceso quedase atascado y la sociedad catalana se viese en la perplejidad."                 (Valentí Puig, El País, 17/07/16)

19/7/16

Los «traidores a Euzkadi», es decir, los «ex combatientes vascos franquistas».... Álava y Navarra fueron dos de las provincias que más voluntarios aportaron al ejército franquista. Es un dato a borrar de la Historia, por el nacionalismo

"ETA surgió en 1958 con el objetivo último de continuar la Guerra de 1936, que la banda no entendía como una contienda civil sino como el último episodio de una supuestamente secular lucha de independencia contra el ocupante español.  (...)

 Dos años después, ETA anunciaba que «la Resistencia Vasca se prepara para una nueva fase de gigantescas proporciones. Preparémonos todos para la gran hora que se acerca». El 18 de julio de 1961, hace ahora 55 años, los etarras quemaron tres banderas rojigualdas en San Sebastián y sabotearon la línea férrea por la que iba a pasar un tren de ex combatientes franquistas que acudían a la capital guipuzcoana para conmemorar el 25º aniversario del Alzamiento Nacional. Fue un fiasco.(...)

Ahora bien, el sabotaje tenía un gran valor simbólico: suponía una tentativa de venganza contra quienes en 1937 habían derrotado a los gudaris, de los que los autoproclamados nuevos gudaris de ETA se reclamaban herederos.

El frustrado descarrilamiento tiene otra lectura. Y es que el ataque estaba dirigido contra aquéllos a los que la organización definió como «traidores a Euzkadi», es decir, los «ex combatientes vascos franquistas». 

Su sola existencia cuestionaba la interpretación de la Guerra Civil como una conquista española, ya que recordaba que una parte de los vascos había apoyado la sublevación del 18 de julio: Álava y Navarra fueron dos de las provincias que más voluntarios aportaron al ejército franquista. Era un dato que había que borrar de la Historia.  (...)

La Dictadura reaccionó con contundencia contra aquellos novatos adversarios. Las detenciones realizadas por las fuerzas policiales tuvieron un alto precio a nivel organizativo, lo que propició que un puñado de etarras cuestionaran la idoneidad de la «lucha armada», prefiriendo tácticas de resistencia civil.  (...)

El hecho de que hubiese miembros de la organización contrarios a la violencia demuestra que ésta no era inevitable. Cuando los etarras comenzaron a matar no estaban cumpliendo con su ineludible destino, que no estaba escrito. Sus atentados no eran el último episodio de un milenario «conflicto» étnico entre vascos y españoles, porque éste sólo existía en el imaginario bélico del nacionalismo radical. 

Y, desde luego, los integrantes de ETA no respondían como autómatas a una coyuntura concreta. Es cierto que el marco dictatorial, que abocaba a los disidentes a la cárcel o a la clandestinidad, volvía muy atractiva la «lucha armada» a ojos de las fuerzas antifranquistas, pero la casi totalidad de ellas se enfrentaron a Franco sin mancharse las manos de sangre.

Los jóvenes activistas de ETA estaban sometidos a la influencia de otros factores. En el orden externo, además del ultranacionalismo español y del centralismo del régimen, cabe mencionar el sentimiento agónico que les causaba el retroceso del euskera y la llegada de miles de inmigrantes, vistos como colonos, así como la adopción como modelo de los movimientos anticoloniales del Tercer Mundo.

 En el plano interno hay que señalar el nacionalismo vasco radical, el odio derivado de una lectura literal de la doctrina de Sabino Arana, el ya mencionado relato acerca de un secular «conflicto», el deseo de vengar a los viejos gudaris de 1936 y las ansias de superar al PNV.

Sin embargo, por mucho que condicionaran a los etarras, tales elementos no determinaron su actuación. Basta comparar la trayectoria de los miembros de ETA y la de los de EGI –las juventudes del PNV– o incluso la de Los Cabras de Xabier Zumalde, la primera escisión militarista de la banda. Unos y otros estaban influidos por todos los factores que se han enumerado en el presente párrafo, pero sólo los etarras decidieron matar. (...)"           (GAIZKA FERNÁNDEZ SOLDEVILLA, El Mundo, 15/07/16)

18/7/16

¡Cuán larga es la deriva del Síndrome de Estocolmo en una población tanto tiempo secuestrada por el terror!

"El día 24 de junio de 1981, en Tolosa (Guipúzcoa) hace ahora 35 años, tres hombres fueron ametrallados por ETA tras salir de comer en el bar de cada día.

Eran tres jóvenes que se ocupaban en la venta de libros a domicilio.

Alguien dijo que eran policías.

Iñaki Ibargutxi Erostarbe. Miravalles-Ugao. Bizkaia. 26 años. Soltero, militante de EGI.

J. Manuel Martinez Castaños. Durango, Bizkaia. 26 años. Casado, padre de dos hijos.

P. Conrado Martinez Castaños. Durango, Bizkaia Vecino de Bilbao. 31años. Casado, padre de un niño y militante del PCE-EPK.

Los dos primeros murieron en el atentado y Conrado nueve meses después.

Natividad Burgoa. Bilbao, mujer de Conrado, recibió una nota de ETA diciendo que había sido un error. No pudo soportar la pérdida y murió un año después.  (...) 

Pendiente aún la dignificación de las víctimas del franquismo, parece inverosímil no se asuma una clarificación concienzuda de las víctimas y secuelas que el terror ha causado en nuestra sociedad en tiempos de democracia. Es por otra parte lamentable constatar las dificultades sutiles y groseras que se encuentran en el camino a la hora de dar a conocer o recordar hechos que no son considerados relevantes o que por distintas circunstancias resulta incómodo verbalizar.

Imagino que no debe ser fácil reconocer que cuanto has hecho dentro de una organización terrorista, no ha servido de nada positivo ni para el país ni para uno mismo. Dentro de un grupo autoritario no queda espacio para la crítica y es también el terror quien rige el comportamiento -el disidente es un peligro, un enemigo a exterminar-.

 Por ello debe ser casi insoportable desde la reflexión, afrontar que su militancia ha sido un tiempo perdido, un tiempo negativo que sólo ha servido para generar dolor y víctimas: gente desterrada por la extorsión (¿cuantos suman esta verdadera diáspora?)… gente enmudecida, con la boca tapada por el miedo, viviendo un exilio interior -como durante el franquismo-… 

¡Tantas vidas rotas, tantos muertos, viudas y huérfanos, tanta pérdida y desolación!  ¿Cuántos atentados y dramas personales quedan aún bajo la mesa ocultos y sin resolver?…   (...)

Y, ¡cuán larga es la deriva del Síndrome de Estocolmo en una población tanto tiempo secuestrada por el terror!  (...)

 Por eso resulta especialmente penoso ver el suflé que desde el llamado “entorno abertzale” y, lo que es más grave, desde organismos afines al Gobierno Vasco, se cocina para configurar un complejo aparataje donde todas las violencias se equiparan, lugar donde se ajusta “el relato”. 

Ahora nos dicen, es momento de reflexión, ¡siempre lo ha sido!. Sí, siempre estamos a tiempo de revisar la memoria, aclarar los hechos, asumir responsabilidades, de denuncia, reconocimiento y dignificación de cuantos han sido asesinados, de reconocer todas las víctimas caídas por disentir, resistir, oponerse o pasar por allí.

Es cada día más importante llamar a las cosas por su nombre sin escondernos en el eufemismo engañoso o servil que esconde o edulcora la realidad. Cada cual tiene -tenemos- un grado de responsabilidad en lo ocurrido, por acción u omisión mantuvimos una posición, por lo tanto cada uno será responsable de su silencio, tibieza o complicidad.

El terror de ETA ha producido entre nosotros un deterioro moral, causa y consecuencia que, como la carcoma, deteriora las vigas y la estructura de nuestra casa común, de nuestra convivencia. Por ello es imprescindible para la recuperación de las personas y de la armonía social, una revisión ética que, desde los derechos humanos, centre el análisis, dirima responsabilidades y establezca pautas para el futuro.  (...)

¡Nos gustaría tanto pasar página! pensar que todo ya pasó, pero es una ilusión pues quedan tareas pendientes y será bueno afrontarlas cuanto antes. Además de la herida y la cicatriz, el vacío por la pérdida y la ausencia, queda pendiente escribir las páginas de nuestra historia, general e individual…

Porque -mientras la salud, la memoria y la honradez nos asistan- es preciso profundizar en la etiología de la enfermedad, en las causas profundas que llevan a un niño, un joven o una madre a ser pasto del odio y gritar por la calle: ¡ETA mátalos! como si el “comando x” fuera el Ángel Exterminador, alguien a quien se pudiera recurrir, invocar o suplicar para que un dios todopoderoso y ciego, le enviara a eliminar al contrario.  (...)

Cada cual debe asumir su parte de responsabilidad, recordar dónde estaba, cuánto hizo o cuánto calló, atreverse a escribir y contar su historia para que individualmente y como sociedad  podamos afrontar lo ocurrido y evitar que vuelva a pasar.  (...)

Escribo estas letras en nombre propio y de cuantos en voz alta o baja están conmigo, cumpliendo con mi obligación de ciudadano y amigo de Conrado y Nati. 

En cualquier caso, hablar y escribir de nuestro pasado tormentoso nos ayudará siempre a conocernos mejor, enfrentarnos con nuestros demonios y a dormir más tranquilos aquí, en el reino de los justos."             (Marcos Hernando, La Tribuna del País Vasco, 06-07-16)

15/7/16

Del 'España nos roba' al 'Extremadura nos roba ( y son unos vagos)'

"La diputada de Ciudadanos, Sonia Sierra, se ha enfadado en el Parlament cuando la consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, ha comparado el sistema de financiación que tiene Extremadura con el que tiene Catalunya. "A mí me da vergüenza que todavía saquen el 'España nos roba' y precisamente el tema de Extremadura", ha exclamado.

"Señor Mas, señor Junqueras y señora Meritxell, ya que se vive tan bien en Extremadura dejen sus puestos en el Parlament de Catalunya y vayan a Extremadura a vivir allí", ha propuesto. Sierra ha puesto de ejemplo "el pueblo de mi padre, donde deben hacer rotatorios en los servicios de limpieza por el paro de larga duración que tienen".

"¿Cómo pueden decir que se está mejor en Extremadura que aquí? Y si de verdad es así, les invito. Márchense a Extremadura! A vivir allí la mar de bien", ha sentenciado. Estas palabras han sido acompañadas de un gesto de desaprobación de Oriol Junqueras.

Sierra se ha dirigido a continuación a la consejera Meritxell Ruiz y le ha reprochado que "usted ha dicho que España nos roba, pero resulta que este sistema de financiación, que evidentemente es muy malo, cuando lo pactó ERC, dijeron que era el mejor posible para Cataluña. Y ahora resulta que es terrible".

La consejera Meritxell Ruiz, en la réplica, ha negado haber dicho que en Extremadura se vive mejor y ha recordado que "nuestros padres han venido aquí a buscar una mejor vida. Lo único que he puesto sobre la mesa son unos datos. Extremadura tiene un porcentaje de ciudadanos productivos del 19% y Cataluña del 40%. Esto quiere decir que allí hay mucho más paro que aquí y que aquí se pagan muchos más impuestos".

"No le he dicho nada más que eso. Pero yo no quería ir en contra de ninguna otra Comunidad Autónoma, porque mis padres son de donde son. Sólo he dicho que otros reciben más de lo que pagan", ha zanjado."                 (e-notícies, 14/07/16)

Santiago Espot propone andar a bofetadas con quién no hable catalán...

Socorrista de Palamós


"El presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot, ha defendido en twitter emplear la violencia en casos de discriminación lingüística contra el catalán. Espot ha hecho referencia así a la polémica existente en las redes sociales a raíz de la denuncia de unos padres que aseguran que un socorrista de Palamós no quiso atender a su hijo de una picadura de medusa por hablar en catalán.

"Aquí vereis el odio racista contra catalanes. Ahora no pueden matarnos pero nos dejarían morir", asegura el líder de Catalunya Acció. En este sentido, añade que "con ellos no valen buenas palabras. Es necesario un lenguaje más comprensible que, si es necesario, tiene que pasar por las manos".

La denuncia de Lioba Costa en Facebook, con fotografías del socorrista en cuestión incluidas, aseguraba que "hoy en la playa La Fosca de Palamós una medusa ha picado la espalda de mi hijo. He ido al socorrista y no me ha querido atender porque no le ha parecido bien que me dirigiera a él en catalán".

"Le he pedido que nos atendiera en castellano ya que la salud pasa por delante cualquier disputa lingüística, pero se ha negado en redondo. Finalmente, nos hemos espabilado solos. Por favor, divulgadlo para que no ponga a otro catalán en peligro!", sentenciaba."               (e-notícies, 12-07-16)



"En defensa del socorrista de Palamós. El socorrista ha recibido "amenazas contra su integridad física" a raíz de la publicación de su fotografía en las redes sociales por parte de la mujer.

 La empresa concesionaria del servicio de socorrismo de la playa de La Fosca (Palamós), en un comunicado, ha negado "rotundamente" que su socorrista se negara a atender a una madre y su hijo por hablar en catalán. La versión de Pro-Activa coincide con el de varios testigos que aseguran que no existió ninguna disputa lingüística.

La empresa afirma que "esto es rotundamente falso, lo hemos investigado y todos los testigos nos dicen lo mismo". En este sentido aseguran que "la actuación fue correcta" y que "la empresa apoya totalmente al socorrista", dado que su actuación "no es sancionable".

Igualmente denuncian que dicho socorrista ha recibido "amenazas contra su integridad física" a raíz de la publicación de su fotografía en las redes sociales por parte de la mujer y que estudian "las medidas oportunas a tomar para intentar evitar que estas amenazas se lleven a cabo".

"El socorrista acuático ubicado en la silla de vigilancia de la playa de la Fosca, en cumplimiento de sus tareas de vigilancia de la lámina de agua, al ser requerido para una atención sanitaria leve, dirigió la señora Costa y al niño menor de edad hacia el puesto de socorro, espacio destinado para realizar asistencias sanitarias y donde efectivamente fue atendido el menor, que se fue del punto asistencial alrededor de las 18.45 horas", explican.

También en las redes sociales se ha desmintido la versión del conflicto lingüístico. Así, Vane Domingo, ha explicado en facebook que "nos encontrábamos justo al lado del socorrista y vimos en primera persona lo que pasó". "El socorrista en ningún momento se negó a que el niño fuera atendido, simplemente le dijo a la madre que fuera al lugar de la Cruz Roja y allí la atenderían dado que él no podía dejar vacante su puesto de trabajo", relata.

"La mujer muy indignada fue en busca de su teléfono móvil y comenzó a hacerle fotos y decirle que al día siguiente a primera hora tendría su denuncia, tachándolo incluso de desgraciado", apunta. "Es verdad que se dirigió en castellano a la mujer, pero en ningún momento le dijo que no quería atenderla ni por idiomas ni por ningún motivo, y mucho menos le faltó al respeto", concluye."          (e-notícies, 15/07/16)

 

"Un socorrista se ha negado este domingo atender a su hijo porque “no le parecía bien que se dirigiera a él en catalán”, según ha denunciado la madre del menor, Lioba Costa, en un escrito en Facebook que se ha hecho viral.

Según explica Costa, una medusa picó a su hijo en la playa de La Fosca de Palamós y cuando acudió a pedir ayuda al socorrista, éste hizo caso omiso al pedírselo en catalán. La negativa persistió a pesar de que posteriormente la madre le pidió socorro en castellano.

“Le he pedido que nos atendiera en castellano ya que la salud pasa por delante de cualquier disputa lingüística, pero se ha negado en redondo. Finalmente, nos hemos espabilado solos”, lamenta Costa.
Lioba ha explicado a La Vanguardia que este mismo lunes ha denunciado lo sucedido al ayuntamiento de Palamós y que el alcalde la ha llamado personalmente para pedirle disculpas por lo sucedido.

Desde el consistorio también le han asegurado que se han pedido explicaciones a la empresa contratada para el servicio de socorristas de la playa y ésta al parecer ha alegado que la falta de personal la ha llevado a contratar a socorristas que no entienden el catalán. La empresa ha explicado en un comunicado que ha abierto un expediente para aclarar lo sucedido.

Lioba Costa asegura que llevará su denuncia al Síndic de Greuges este martes y que este jueves también se asesorará con abogados de Vic para explorar si el caso es denunciable en los tribunales."           (La Vanguardia, 11/07/16)